Nunca te enamores de un buceador, pero si lo haces…

¿Por qué no enamorarse de un buceador?

Al buceador o a la buceadora todos los fines de semana se lo llevará la playa, tendrá un bronceado irregular, su pelo nunca estará seco y además… sus besos son salados. Tendrá más pantalones playeros que trajes y corbatas. Un buceador pasa horas volando para llegar a selvas tropicales con gentes y culturas desconocidas. Odia las cenas elegantes tanto como los zapatos, prefieren establecerse en la cultura local e insistirá en que tomes la cerveza autóctona, y si tienes miedo a los tiburones: se reirá de ti. Estará fascinado con cosas que a otros no importan o ven feas y ningún día será tan emocionante como cuando buceó con un tiburón ballena y la noche en que bailó con los aldeanos de aquella selva tan perdida.

Los buceadores pueden quedarse mirando al mar durante horas, y si le estás hablando quizá no te esté escuchando.

buceo-parejas-enamorarse-buceador-santa-pola-alicante-tabarca

Pero si te enamoras…

Nunca dejes que sus branquias se sequen, haced juntos caso al llamamiento del mar, llévalo a una aventura, adéntrate en lo desconocido, ve cosas tan asombrosas que no tendrás palabras para describirlas, aprende a decir Gracias en 10 idiomas diferentes… Acostúmbrate a que prefiera que le regales cualquier accesorio para su equipo a un caro reloj, déjale que te muestre el mar, un buceador nunca te amará como ama al mar, pero amará poder compartirlo contigo para siempre.

Ahora que te hemos sacado una sonrisa, aprecia la suerte que tienes de tener un buceador a tu lado. ♥

By | 2015-08-11T23:46:17+00:00 agosto 11th, 2015|Curiosidades de buceo|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment